Hola, Memberyogui

Si estás aquí es porque Agâra ha llamado tu atención de algún modo.

No tengo ni idea de si en el buen sentido o en el malo, pero así ha sido. Y por eso mismo voy a tener un pequeño detalle contigo.

Te voy a ahorrar el tiempo que le  ibas a dedicar a bajar con el dedo por la página hacia abajo, sin molestarte en leer, buscando lo que tú y yo sabemos. El precio.

Y si ya tienes claro que quieres entrar, haz click arriba.

Aclarado este punto, ahora mismo puedes actuar de dos maneras:

      1. Salir de la página directamente porque ni loca vas a pagar 55 euros al mes.
      2. Entender porqué hay Memberyoguis que están dentro de Agâra que pagan religiosamente mes a mes, llegando incluso a escribirme apuradas cuando hay algún error en el pago y se dan de baja sin querer, para que no las deje fuera.

Voy a suponer que has elegido la opción 2.

Por curiosidad, por supuesto; no porque quieras entrar en Agâra.

 

 

Pero para entender porqué hay Memberyoguis que pagan con alegría todos los meses por estar en Agâra, nieve o haga calor, haya recesión o no, primero tengo que contarte un poco de mi historia.

Aunque tranquila, voy a ser muy breve.

Mi historia

Una solución para dos hermanas,
la estéril y la profesora de yoga

Andaban dos hermanas en crisis existencial.

Una porque había decidido, después de 8 años de tratamientos de fertilidad, que ya no quería ser madre ni la vida que tenía hasta ese momento.

Otra porque había decidido, después de 3 riadas seguidas que la dejaron sin casa, que dejaba el interior para irse con lo puesto a enseñar yoga a la costa.

Ambas empezaban nueva vida en blanco, sin clientes, sin expectativas y con un sólo objetivo: vivir una vida plena y tranquila.

La estéril soy yo, Marta. Y la profesora de yoga, como podrás suponer, es mi hermana Patricia.

Preguntas sin respuesta

Estudiando cuál sería el mejor modelo de negocio para una profesora de yoga, un modelo que tuviera continuidad en el tiempo, que le diera libertad creativa y horaria, y que por supuesto fuera rentable, nos topamos de frente con el mundo de las Membresías Online.

 

En aquel momento, meses antes de la pandemia sólo existía en España la membresía «Cállate y Haz Yoga» de Jorge Caballero como referencia. Habían unas cuantas más, pero no tan estables y exitosas cómo esta.

 

Elegido el objetivo, comencé a formarme para entender mejor su funcionamiento y aplicar lo aprendido en el proyecto de mi hermana. Sin embargo, comenzaba a acumular preguntas que nadie me sabía contestar.

Tenía claro que la respuesta que me daba todo el mundo de que una membresía de yoga era una plataforma dónde se subían vídeos y la gente pagaba por verlos y practicar era una respuesta de «sabiondos» pero no de entendidos.

 

Y el tiempo, desgraciadamente, me ha dado la razón.

El nacimiento de

Las Membresías de yoga online Anti Sota, Caballo y Rey,

membresías que acumulan alumnos en lugar de vídeos.

Primero de todo, déjame aclarar un punto que es muy importante

Para tener una membresía de yoga online no necesitas tener una plataforma o web.

Bueno.

Rectifico. Para tener una membresía de yoga online Anti Sota, Caballo y Rey no necesitas tener una plataforma o web para comenzar. Puedes empezar con los recursos que dispongas sin miedo a parecer menos profesional que el resto.

¿Ya tienes tu web y plataforma? Perfecto.

Pero si no la tienes, tampoco pasa nada.

 

Aclarado este primer punto, que siempre es el talón de aquiles de cualquier profesora de yoga, vamos a lo que realmente interesa.

¿Qué son las membresías de yoga online anti sota, caballo y rey?

Son membresías de yoga online diseñadas en base a la respuesta a las anteriores y nuevas preguntas que surgieron más adelante.

 

Son membresías de yoga online que no acumulan chorrocientas horas de clases que sus alumnos no podrán consumir ni en 10 vidas, y por lo tanto no son una cárcel de generación de contenido para su dueña.

 

Son membresías de yoga online que acompañan al alumno aunque no estés presente al 100%, y que desprenden cercanía aún no teniendo un componente presencial.

 

Son membresías de yoga online que se alejan de la enseñanza sistémica y se acercan a la visión personal e intransferible que tiene la profesional de cómo es el yoga y cómo sacarle el máximo partido. Tu visión, tu yoga.

 
Son experiencias únicas, personales e incopiables que acumulan alumnos en lugar de clases grabadas.
Son membresías de yoga online que no tienen que preocuparse por la competencia, porque sencillamente no la tienen. 
 

 

Y lo mejor es que con la vuelta a las clases presenciales, hay muchas profesoras de yoga que por no saber sacarle partido al mundo online han vuelto a lo de siempre y muchos alumnos que sólo pueden optar al mundo online por sus circunstancias personales, cansados de las membresías sota, caballo y rey, buscan con ganas algo distinto que les haga incorporar el yoga a su rutina diaria de manera amena, entretenida y en profundidad.

 

 
 
Ya Marta, esto suena muy bonito, muy profundo y existencial, pero...

 

 

 

Lo sé, suena a sueño o a cuento de hadas, no a realidad.
Por eso mismo ha llegado el momento de presentarte mi plan maquiavélico anti membresías de yoga online sota, caballo y rey.

Ha llegado el momento de presentarte

Agâra

la casa de las memberyoguis

Debes de saber que tengo un plan maquiavélico. No lo escondo, lo pregono a los cuatro vientos, pero igual es la primera vez que lo escuchas y quiero que comprendas mi plan porque me interesa.

 

Porque mi plan maquiavélico es ambicioso y concreto: quiero eliminar de la faz de la tierra toda membresía de yoga online aburrida que sólo acumule vídeos en lugar de alumnos. 

 

Sé que el Yoga es lo que más necesita el mundo en estos momentos, no tengo duda. 

Y sé que tú también opinas igual.

Pero el yoga que se comercializa a grandes rasgos no es el que tú ofreces. 

Eso lo sabes tú, lo sé yo y hasta Julio iglesias lo sabe.

 

 

Es por eso que al crear mi plan maquiavélico me uno en la batalla a aquellas profesoras de yoga que tienen como objetivo eliminar de la mente de las personas que el yoga es aburrido, que es para elásticos, que es para los ociosos con tiempo o que es para mujeres. Que para practicar yoga tienes que ser esbelto, modelo o vestir ropa ajustada enseñando el ombligo. 

 

Porque el yoga está por encima de todo eso, pero la imagen que se está expandiendo por el mundo es justo esa.

 

Y ese pensamiento generalista es muy triste, ¿no crees?

 

 

Así que voy a ser sincera contigo.

Para lograr que mi maquiavélico plan triunfe estoy reclutando a profesoras de yoga que tengas ganas de reventar el sistema, que tengan ganas de ganar dinero y que tengas ganas de hacer las cosas a su manera. Porque yo no contemplo generar una membresía de yoga online como un proceso en cadena que genera patitos de goma.

 

 
Genial Marta, me encanta tu plan. Pero yo sigo viendo esto muy fantasioso, que quieres que te diga.

¿Qué es lo que realmente te asusta?¿Qué es lo que no te deja dormir por las noches o hace que tu corazón quiera saltar de tu pecho?

¿Te asusta no ser suficiente? ¿No saber lo bastante o no parecer profesional?

 

 

¿Te asusta que tu alrededor no te comprenda o piense que se te ha ido la pinza y que lo suyo es que te busques un trabajo de verdad?

 

 

¿Te asusta ganar dinero porque crees que el yoga es algo que debe de ser para todos y pedir dinero por él es caer en el ego?

 

 

¿Te asusta todo lo que tienes que aprender y poner en marcha?¿Te asusta no poder con todo porque no te consideras los suficientemente inteligente?

 

 

¿Te asusta invertir dinero cuando no hay garantías de que tu proyecto vaya a tener éxito? ¿O te asusta haber invertido dinero y que ahora no sepas sacarle rendimiento a esa inversión?

 

 

¿Te asusta decepcionar a las personas que creen en ti y te apoyan?¿O te asusta decepcionarte a ti misma porque tienes miras muy altas que no vas a alcanzar por mucho que te lo propongas?

 

Voy a terminar este listado de miedos, aunque sé que hay muchos más que me dejo en el tintero, con otra pregunta también importante.

¿Sabes cuál es mejor caldo de cultivo para que germinen todo tipo de miedos? La incertidumbre.

 

Y cuanto más ruido haya a tu alrededor, cuantos más impactos y opciones, más incertidumbre reinará a tu alrededor y más miedos esparcirán sus tentáculos por tu cabeza. 

 

 Solución.

 

Tener un plan de acción en el que tus ojos sólo se enfoquen en lo que en realidad necesitas en cada momento. Que no se desvíen a problemas futuros que en ese momento no son un problema todavía, y centrarte en el aquí y el ahora de lo que necesita tu negocio y tu membresía de yoga online.

 

Ese plan, ese paso a paso, entre otras cosas es lo que vas a encontrar en Agâra.

 

QUIERO SER PARTE DE AGÂRA POR

55 al mes
  • Para enfocarme en lo realmente importante según el lugar dónde me encuentre.
  • Para aprender cómo sacar el máximo jugo a lo que ya sé y accionar con los recursos de los que dispongo.
  • Para tener la seguridad de que si tengo dudas, tengo a quién preguntar sin sentirme juzgada.
  • Para rodearme de Memberyoguis, que como yo, quieren ofrecer algo distinto al mundo.
  • Para descubrir más sobre mi misma y sobre todo lo que tengo que ofrecer.
  • Para enarbolar bien alto que soy una Memberyogui anti membresías de yoga online sota, caballo y rey.
  • Para ser parte de este plan maquiavélico con el que estoy tan de acuerdo.
PAGO SEGURO

*El precio de la cuota se mantendrá, independientemente de las subidas posteriores que se realicen, siempre y cuando no te des de baja de Agâra.

¿Cómo funciona exactamente ese paso a paso del que hablas, Marta?¿Y qué más puedo esperar si estoy dentro de Agâra?

Para explicarte cómo funciona ese paso a paso del que te hablaba antes, quiero destacar primero que Agâra, la casa de las Memberyoguis, es el lugar dónde vas a experimentar de primera mano como es una membresía anti sota, caballo y rey.

 

 

Nada más pagar por acceder a Agâra NO vas a recibir un email dándote las gracias mientras te pongo entre 5 y 10 enlaces para que tú sola te la ventiles «a tu ritmo» y ya si te he visto no me acuerdo. Agâra no funciona así.

 

 

Nada más pagar se te redirigirá a una página de bienvenida dónde te voy a mostrar qué es lo que debes empezar a creer desde ya. Porque comenzar algo sin creer en ello está abocado a terminar en fracaso, y yo no quiero eso para ti, Memberyogui.

 

 

Después, deberás elegir en qué nivel Maquiavélico te encuentras exactamente para centrarte en las acciones concretas de cada nivel.

Cada mes se activará una serie de contenidos y eventos (a veces audios, a veces vídeos, a veces directos…) y se desactivarán otros.

Sí, estás leyendo bien. No vas a poder acceder a todo el contenido que he generado en Agâra de una sola tacada. Según las circunstancias, así será el contenido activo al que puedas acceder. 

Es más, las Sesiones de Crecimiento, por ejemplo, sólo estarán accesibles para quienes asistan a la sesión en directo.

Ya te lo advertí al inicio de que Agâra no es la típica membresía sota, caballo y rey. Yo no hablo por hablar, ni por rellenar.

 

Agâra no se parece a nada de lo que hayas podido experimentar hasta ahora, y mi máxima es que:

  • Encuentres tu ritmo.
  • Consumas la formación justa que te haga falta.
  • Tomes decisiones con seguridad y reduciendo la incertidumbre a lo mínimo.
  • Disfrutes del apoyo que vas a encontrar en la comunidad cuando lo necesites.
  • Me tengas a mano, a tan sólo un email o una videollamada de distancia , según se tercie, para ayudarte a gestionar el bloqueo, miedo o problema que surja.
  • Y sobretodo, qué te lo pases bien, que no todo tiene que ser un camino de espinas.

QUIERO SER PARTE DE AGÂRA POR

55 al mes
  • Para enfocarme en lo realmente importante según el lugar dónde me encuentre.
  • Para aprender cómo sacar el máximo jugo a lo que ya sé y accionar con los recursos de los que dispongo.
  • Para tener la seguridad de que si tengo dudas, tengo a quién preguntar sin sentirme juzgada.
  • Para rodearme de Memberyoguis, que como yo, quieren ofrecer algo distinto al mundo.
  • Para descubrir más sobre mi misma y sobre todo lo que tengo que ofrecer.
  • Para enarbolar bien alto que soy una Memberyogui anti membresías de yoga online sota, caballo y rey.
  • Para ser parte de este plan maquiavélico con el que estoy tan de acuerdo.
PAGO SEGURO

*El precio de la cuota se mantendrá, independientemente de las subidas posteriores que se realicen, siempre y cuando no te des de baja de Agâra.

Y ahora las preguntas del millón.

Preguntas frecuentes

No.

Sí, mucho. 

Pero esa es mi estrategia de precios ahora mismo, y si estás en Agâra comprenderás porqué la utilizo y cómo puedes desarrollar la tuya propia.

Pues cancelas tu suscripción y a seguir tu camino por otro lado.

Tú tienes la sartén por el mango, Memberyogui. Cuando tú quieras te puedes ir, no dependes de mí ni de nadie para darle al botón de cancelar cuando así lo sientas.

Esa es una pregunta trampa y lo sabes, Memberyogui. Pero voy a ser sincera, porque sé que eso es lo que buscas.

Desde el momento en el que entras y asumes como propia la mentalidad necesaria para sacarle el máximo jugo a tu estancia en Agâra ya has logrado tu primera victoria. Agâra está diseñada para que seas consciente de todo lo que vas logrando, para que disfrutes del viaje y todos los meses seas consciente del progreso que estás realizando.

Por lo que lograr resultados no depende de mí, depende enteramente de ti y de cómo de dispuesta estés a involucrarte en tener éxito con tu membresía de yoga online.

Pues depende de cada una, Memberyogui. Puedes crear una Membresía nueva en 5 días como hizo Pilar, o tardar un año como hizo Toñi.

¿Tiempo medio normal? Unos 3 meses.

Hasta aquí las preguntas frecuentes que considero más relevantes.

 

Si has llegado hasta aquí, primero felicitarte porque se nota que el tema te ha interesado.

 

Segundo, llega el momento de la tomar una decisión. Entrar o no en Agâra. 

¿Tienes claro lo que quieres?

SÍ, QUIERO SER PARTE DE AGÂRA

55 al mes
  • Para enfocarme en lo realmente importante según el lugar dónde me encuentre.
  • Para aprender cómo sacar el máximo jugo a lo que ya sé y accionar con los recursos de los que dispongo.
  • Para tener la seguridad de que si tengo dudas, tengo a quién preguntar sin sentirme juzgada.
  • Para rodearme de Memberyoguis, que como yo, quieren ofrecer algo distinto al mundo.
  • Para descubrir más sobre mi misma y sobre todo lo que tengo que ofrecer.
  • Para enarbolar bien alto que soy una Memberyogui anti membresías de yoga online sota, caballo y rey.
  • Para ser parte de este plan maquiavélico con el que estoy tan de acuerdo.
PAGO SEGURO

*El precio de la cuota se mantendrá, independientemente de las subidas posteriores que se realicen, siempre y cuando no te des de baja de Agâra.

"PON UNA MEMBRESÍA DE YOGA ONLINE EN TU VIDA"

Y comienza a disfrutar del santo grial de los negocios online, los ingresos recurrentes.